Trabajo Fotográfico de Walter Astrada sobre la dura realidad de la mujer en la India.

Undesired by Walter Astrada. Publicado en MediaStorm.

El fotoperiodista Walter Astrada durante un viaje a la India se encargó de documentar la violencia que hoy día aún se comete contra la mujer desde el momento que apenas son concebidas.

A través de sus fotografías se muestra la cruda realidad que experimentan las mujeres en la sociedad hindú, en donde el valor de la mujer es totalmente despreciativo. La mujer tiene el deber de tener un hijo varón, si no es considerada una inútil, además de estar sometida a la presión social que vive al momento de casarse. Si el hijo concebido es hembra, deben pagar una dote a la familia de su esposo.

 

"Undesired" by Walter Astrada

Al nacer la familia del esposo recibe al niño(a) tras salir de la sala de parto y lo primero que hacen es revisar el sexo del recién nacido. En esta fotografía tras revisar que es una niña. “Undesired” by Walter Astrada

Como consecuencia el número de abortos en la India resulta en una cifra bastante significativa y en crecimiento. Esto debido a que el aborto es legal siempre y cuando no sea por discriminación de género, lo que lleva a que las máquinas de ultrasonido sean utilizadas clandestinamente.

Para no tener que pagar la dote las mujeres prefieren abortar si el sexo del bebé es femenino. Otras veces las niñas son abandonadas en el hospital y son trasladadas a un hogar para niñas en esta condición. Pero en muchas ocasiones si la dote no es pagada o si la familia de sus maridos reclama más dinero y no se les da acceso a ese dinero, la familia del marido puede matar a estas chicas, las queman, y así el hombre puede casarse de nuevo con otra mujer que le pueda dar ese hijo varón.

 

 

Walter Astrada a través de su documental muestra cómo la mujer es cosificada y excluida de una sociedad en donde el hombre sobresale en cualquier campo de la vida sólo por el simple hecho de ser hombre, bajo la creencia de que el hombre genera más dinero. Ser mujer en la India es ser prácticamente objeto de cualquier maltrato y estar absolutamente restringida a explorar y desarrollar cualquier capacidad o habilidad que pueda tener. La mujer es una “máquina” que debe generar capital, es decir, hombres dueños de esos medios de producción: la mujer.

 

En “Undesired” (enlace aquí), nombre que le da Walter Astrada a este trabajo documental, se realiza una recopilación de imágenes increíblemente duras y devastadoras para quienes viven el día a día tal realidad, a la vez que hace un llamado al reconocimiento del sexo femenino dentro de las sociedades menos igualitarias y a la confrontación de valores excluyentes y discriminatorios que llevan a la castración no sólo de lo femenino sino del desarrollo natural de la vida humana.

 

Je Rodríguez Mezerhane.

Tw@Jejito8

Ig: jrmezerhane

Evalúa este post

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *