“Cerrar Brechas”: Objetivo fundamental en didáctica y difusión del Patrimonio Cultural

Archivo andARTE

“Cerrar Brechas”: Objetivo fundamental en didáctica y difusión del Patrimonio Cultural

Archivo andARTENo es exagerado, ni es metáfora eso de edificar al ser humano, no porque se deba creer que la comprensión de temas de arte o de patrimonio cultural generará individuos superiores, sino porque simplemente se trata de ofrecer a al repertorio cognitivo nuevas dimensiones y estructuras, con el fin de invitar “a un pensamiento original y crítico

Naturalmente, es de esperarse que al activar formalmente ese con-saber entre los bienes y el individuo, surgirán vínculos, y si esos vínculos son estimulados en edades tempranas, con toda seguridad terminarán por fortalecerse, siendo progresivamente más evidentes en términos de identidad y aprecio por los componentes de una cultura específica.

Ahora bien, uno de los aspectos a tener en cuenta es que los paradigmas de comunicación y aprendizaje en la actualidad están siendo articulados con el uso de nuevos recursos, tanto tecnológicos como educativos, por lo que la “educación patrimonial” no debe ser temporal, sino permanente, de modo que dé tiempo de experimentar, diseñar, aplicar y consolidar estrategias, que permitan también la participación de nuevos actores, con el fin de ramificar socialmente el clásico camino en de dos vías “profesor – alumno”. Nos referimos en este caso a otros grupos de interés como: Trabajadores, gestores profesionales del patrimonio, grupos de presión entre otros.

Por otra parte, conviene tener presente que, dentro de estas acciones, la “difusión y didáctica” del patrimonio como fase de la cadena lógica en su gestión, necesariamente debe servir como un proceso que cierre las brechas que habitualmente encontramos entre los bienes culturales y diversos grupos sociales. Es decir, no bastan las claves de tal o cual nacionalismo, es fundamental aportar criterios para ir inculcando progresivamente lo que rodea al patrimonio, es decir, lo cultural.

Igualmente, todo lo que permita tocar, ver, manipular y cuidar termina por convertirse en experiencia y son precisamente estas experiencias las que nos configuran, por lo que la educación patrimonial debería (y debe ser) un eje transversal en todo proceso educativo, sea este formal o complementario, de este modo no cabría duda de que difundir y educar es también conservar.

Leonaardo Hernández H. (Reflexiones sobre “la educación patrimonial como estrategia de desarrollo para la recuperación y difusión del parque arqueológico de cochasquí, Ecuador”
Autor: Begoña Carrascosa Moliner y Olga Medina Lorente
Revista Arche, Artículo 176. Nro. 6 y 7. 2011 y 2012)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *